Patrimonio

Torre de la Viuda de Can Sala


  • torre-de-la-viuda-de-can-sala
  • vidua-malgrat
  • vidua173
  • vidua174
  • MALGRAT-175
  • MALGRAT-172

Gran riqueza ornamental

Historia

Esta torre forma parte de un conjunto de viviendas que se construyeron en la villa durante los primeros años del siglo XX para las personas más acomodadas de la sociedad malgratense o para los veraneantes barceloneses que pasaban temporadas en Malgrat de Mar. La torre de la viuda de can Sala fue construida por encargo de Josefa Garriga Anglada en 1909. Al mismo tiempo, compró la finca de al lado que se convirtió en una fábrica de género de punto, después en el Hotel Bombay y que actualmente es el Archivo Municipal de Malgrat.

El arquitecto de la torre fue Esteve Rocafort i Carreras, de Blanes. En el año 1928, las dos fincas fueron adquiridas por el Sr. Francesc Serra Bonet. Durante la Guerra Civil el Comité Local de Milicias Antifascistas requisó la casa, que se asignó para dispensario y domicilio del médico Dr. Brull. Cuando acabó la guerra la torre fue utilizada por la Falange. En 1942 la familia Riera Oliveras adquirió las dos fincas. A principios de los años 60, la familia reformó la finca anexa a la torre para construir el Hotel Bombay. Pero en 1966, después de varias anotaciones de embargo, los dos edificios se adjudicaron en subasta a Josep Fradera Butsems. A pesar del cambio de propietario, el Hotel Bombay continuó en funcionamiento hasta el año 1973.

A partir de este momento el estado de las dos fincas fue degradándose hasta que en 2007 el Ayuntamiento de Malgrat de Mar las adquirió y se iniciaron las reformas de la torre y la nueva construcción del Archivo Municipal. El resultado de las obras se inauguró el 28 de febrero del 2011.

Arquitectura

Esta casa, que se construyó en un solar de 15 m de fachada por 52 m de profundidad, tiene una planta rectangular de 8 x 17 metros. Cabe destacar su orden compositivo y los elementos ornamentales: coronamiento de las paredes que recortan formas escalonadas acabadas con cerámica y formas curvas, aberturas enmarcadas y ornamentadas con relieves de piedra con motivos florales de gran riqueza, y revestimiento de la fachada con molduras de estuco, bandas de relieve horizontales y esgrafiados. Destacan también el magnífico trabajo de forja de las barandillas onduladas y el remate de la torre ochavada, con una cubierta circular acabada punta y revestida por mosaico de colores.