Patrimonio

Torre del Castell


  • torre-castell

Bien Cultural de Interés Nacional y Local

Historia

Su historia está relacionada con la del castillo de Palafolls, del cual dependía esta fuerza situada a primera línea de mar. Es una atalaya que data del siglo XIV (año 1285, según el Libre de feyts d’armes de Catalunya, atribuido inicialmente a Bernat Boades, 1370-1444) y que probablemente estaba rodeada de otros recintos construidos para defender el nuevo núcleo de Vilanova de Palafolls. Por su proximidad al camino real, se pudo ver afectada por la Guerra de los Remensas (siglo XV).

El lugar, y probablemente la torre que permanece en pie, sirvieron en el siglo XVI de atalaya contra piratas y en el siglo XVII se utilizaron como batería de costa. En 1668 se menciona un cañón (puede que el único que hubiera) en la fuerza de Malgrat. Sobre el cañón escribieron: “para la defensa de la villa había antiguamente la pieza grande de la villa, que está en el castillo de Hostalrich, dispara bala de peso 14 libras […] lo digo por memoria en caso de que se pueda recobrar” (traducción propia de una nota de Mosén Oller, párroco de Malgrat, siglo XVII).

Durante un ataque de los franceses el 22 de julio de 1696 se sabe, gracias a las memorias de Francisco Gelat, que el castillo sufrió graves destrozos. En una carta del año 1836, el comandante de armas de Malgrat habla de un ataque a la fortaleza por parte de los carlistas la noche del 16 de noviembre y, posteriormente, de otro el día 6 de diciembre.

El lugar permaneció como lugar estratégico los siglos siguientes y durante la Guerra Civil (1936-1939) se establecieron ahí una batería de costa y un nido de ametralladoras. En la torre descabezada, los republicanos construyeron un añadido de baldosas con aspilleras anchas en la parte superior y, en el lado del mar, se abrió un agujero para colocar las ametralladoras. Además, construyeron unos refugios delante de los tres paramentos semicirculares donde se hallaban las piezas de artillería. Actualmente, solamente se puede apreciar la entrada medio enterrada de uno de esos refugios, el otro está sepultado al igual que el paramento del medio.

Actualmente la Torre del Castillo es el único Bien Cultural de Interés Nacional catalogado en Malgrat de Mar. La última actuación realizada en el conjunto se produjo en 2002, con motivo de la remodelación del parque del Castillo, cuando se reformó la torre y se realizaron trabajos de consolidación, mejora y accesibilidad.

Arquitectura

Se trata de los restos de una pequeña torre (de 5-6 metros de ancho y con unos muros de 70 cm de grosor) situados en una llanura de dimensiones notables, desde donde se disfruta de buenas vistas de los castillos de Palafolls y Blanes. La torre es el único resto de una fuerza-castillo del siglo XIV construida con piedras medianas no trabajadas, mezcladas con trozos de baldosa o mortero de cal. Por las dimensiones se supone que fue una torre secundaria dentro de un conjunto mayor.