Patrimonio

La Pilona


  • pilona-barca-1100
  • pilona-i-vagonetes-1100
  • la-pilona-1100

Un símbolo de Malgrat

La Pilona es todo un símbolo para Malgrat de Mar y es el vestigio más importante de la etapa minera del municipio. En 1909 una poderosa compañía minera francesa creó la Sociedad de Minas de Hierro de Malgrat. Esta sociedad invirtió un capital muy elevado para resolver los problemas de infraestructura que habían hecho fracasar los intentos anteriores de explotación. Se construyó un sistema de transporte aéreo mediante cables sostenidos por unas torres metálicas, por los que se desplazaban las vagonetas cargadas de hierro. Este sistema de transporte recorría una distancia de cerca de 1,5 km hasta llegar a la estación de carga, construida encima de la plataforma de la Pilona. Desde este punto, a 450 m de la playa, se volcaba el material directamente a las bodegas de los barcos.

El 12 de noviembre de 1911 se inició el primero de los 21 cargamentos que se hicieron. El primer año se transportaron 34.000 toneladas (cada cargamento de barco constaba de entre 3.000 y 4.000 toneladas) que tenían Inglaterra como destino principal. Los mineros eran aproximadamente unos 270 hombres, muchos de ellos procedentes de la región de Murcia, especialmente de un pueblo llamado Ramonete, de donde emigraron masivamente para venir a trabajar en la mina. Cuando llegaba un barco para cargar el material, unos 4 o 5 hombres trabajaban en la estación de carga del aéreo, y unos 8 lo hacían en la plataforma de la Pilona. Al llegar la Primera Guerra Mundial en 1914 las minas se cerraron definitivamente después de que se hubieran realizado 21 cargamentos.

La Pilona está construida sobre un basamento macizo de obra. La estructura soportaba una plataforma alargada donde se hallaban las poleas dispuestas para que los cables dieran la vuelta. Encima de esta estructura trabajaban 8 operarios que eran los encargados de vaciar las vagonetas. Los barcos amarraban a los noráis de la Pilona o a unos muertos dispuestos a tal efecto (el Grupo Excursionista Malgratense recuperó uno del fondo del mar en 1980 que, actualmente, está expuesto en la plaza de la Àncora).