El placer de los sentidos

Debido a su ubicación excepcional entre el mar y los llanos agrícolas del Pla de Grau, Malgrat de Mar puede disponer de una extensa variedad de productos frescos y de primera calidad que, gracias al ingenio de los restauradores, se ofrecen en su mesa con creatividad, amabilidad y arte de atender y servir. Unos valores que, desde comedores y cocinas, los profesionales se afanan en conservar. Saboread la cocina mediterránea tradicional e innovadora, probad los frutos del mar y la huerta del Maresme y no os perdáis los secretos de la escarola y la alubia del ganxet, estrellas de la agricultura malgratense.